Declaración de Misión

Es la misión del Departamento de Educación Religiosa de la Iglesia Católica Santa María y la Iglesia de San Juan Diego, ayudar y apoyar a los padres en la formación de sus hijos en la fe católica. Estamos comprometidos a inculcar un amor perdurable a Dios y unos a los otros y compartir la plenitud de nuestra fe a través de las doctrinas y tradiciones que se tiene que ofrecer.

Padres

Reconocemos a los padres como los primeros maestros en la formación de la fe de su niño. Nuestra esperanza es trabajar y guiar a los padres según sea necesario a través de nuestro Programa de Educación Religiosa.

Nuestro currículo incluye la Sagrada Escritura, la Sagrada Tradición, la liturgia, la vida de los santos, las costumbres y prácticas católicas. A través de estas cosas esperamos proveer las herramientas para que los niños en nuestro programa conozcan, amen y vivan su fe y crezcan en su relación con Jesucristo.

Damos la bienvenida a los niños que recién comienzan su viaje formal en la fe, así como a aquellos que ya han recibido sus sacramentos de iniciación. Nos damos cuenta de que las necesidades de los niños en nuestra comunidad de fe varían y hacemos todo lo posible para satisfacer esas necesidades.